Oído

Oído

Susana Pumarega, DVM

Clínica Veterinaria Draco y CEVETS

El oído es el órgano donde se encuentran el sentido de la audición y del equilibrio.

Anatómicamente se divide en:

Formado por:

  • Pabellón auricular (oreja) con sus músculos auriculares movibles inervados por el nervio facial.
  • Meato acústico externo. Compuesto por una parte externa cartilaginosa y una parte interna ósea. Está recubierto por un epitelio que posee glándulas sebáceas y ceruminosas.
  • Membrana del tímpano. Está situada en el anillo timpánico en la base del meato acústico externo. Divide al oído externo del oído medio. El tímpano es una membrana intensamente vascularizada y transmite las ondas sonoras a los huesecillos auditivos del oído medio.

Constituido por:

  • Cavidad timpánica. Es un espacio tapizado completamente por mucosa. Esta pequeña cavidad está llena de aire, y gracias a la tuba auditiva, se comunica con las fosas nasales, permitiendo que la presión de aire contenido en la caja timpánica sea la misma que la del ambiente.
  • Tres huesecillos auditivos. Se encargan de amplificar las ondas captadas por el tímpano. Forman una cadena en la cavidad timpánica y reciben los nombres de martillo, yunque y estribo. Conectan la membrana timpánica con la ventana oval y es el medio de transmisión de sonido a través del oído medio. 
  • Trompa auditiva: Es una estructura cartilaginosa tubular que mantiene una comunicación entre la nasofaringe y el oído medio permitiendo equilibrar las presiones a un lado y al otro de la membrana timpánica. Este aspecto es fundamental para la percepción del sonido y su ampliación en el oído medio lograda por los huesecillos.

Es un sistema cerrado de sacos. Se distinguen dos conductos:

  • Conducto membranoso o Laberinto membranoso, que incluye:
    • Laberinto vestibular: Es el órgano receptor para el sentido del equilibrio. Comprende a su vez tres partes: utrículo, sáculo y conductos semicirculares.
    • Conducto coclear: Compuesto por epitelio sensorial para la audición.
  • Conducto óseo o Laberinto óseo: Este conducto es la capa ósea del laberinto membranoso (forra al laberinto membranoso) y su función es la protección de este. Por consiguiente, comprende también tres partes:
    • Vestíbulo o cavidad central: protege al utrículo y al sáculo.
    • Canales semicirculares óseos: protege a los conductos semicirculares.
    • Cóclea o caracol: en cuyo interior alberga al conducto coclear.

El espacio existente entre el conducto membranoso y el conducto óseo está ocupado por un líquido de composición similar al líquido cerebroespinal o líquido cefalorraquídeo (LCR) llamado perilinfa y en el interior del conducto membranoso se encuentra la endolinfa.

Mecánica del sonido

Cuando se produce un sonido, existe una vibración en la membrana timpánica que es transmitida a la cadena de huesecillos del oído medio. Estos huesecillos a su vez comunican esta vibración a la perilinfa. El movimiento de la perilinfa es transmitido a la endolinfa que incide sobre terminaciones nerviosas de células sensoriales y transforman esta vibración en un impulso nervioso que es procesado a nivel del SNC.

Patologías más frecuentes del oído

Es la patología del oído más frecuente en animales domésticos.

Se caracteriza por:

  • Dolor
  • Enrojecimiento del pabellón auditivo
  • Mal olor
  • A veces supuración
  • Ladeo de la cabeza

Según etiología se podría clasificar en:

  • Otitis por cuerpos extraños (espigas, etc.) o por líquidos (agua)
  • Otitis bacterianas (infecciones)
  • Otitis por parásitos (ácaros Otodectes)
  • Otitis por malformaciones del conducto auditivo (tumoraciones)
  • Otitis ceruminosas.

Dependiendo de la etiología y del estado del conducto auditivo externo, se aplicarán los tratamientos adecuados.

Por lo general secundaria a otitis externa mal curada. El animal comienza a perder el equilibrio y es frecuente el desencadenamiento de una otitis interna y encefalitis.

Por lo general secundaria a otitis media crónica. El animal pierde el equilibrio y es frecuente el desencadenamiento de una encefalitis.