Olfato

Olfato

El olfato es sistema sensitivo con el cual se perciben y distinguen los olores.
Reside en la nariz, donde se encuentran los quimiorreceptores que responden a las sustancias químicas presentes en el aire

Susana Pumarega Bas

En los animales domésticos quizá sea el sentido más importante. Por orden de importancia, los sentidos serían:

  • OLFATO – GUSTO
  • OÍDO
  • VISIÓN
  • TACTO

En la naturaleza, muchas funciones como la atracción de la hembra para la reproducción, conseguir alimentos, huir del enemigo se realizan gracias a los quimiorreceptores. Por ejemplo, en los insectos, los quimiorreceptores relacionados con el olfato se encuentran ubicados en sus antenas y las utilizan para conseguir alimentos.

La mayoría de los mamíferos machos “marcan” su territorio con la orina para prevenir a otros machos de su presencia y, en general, cuando desconocen el camino lo señalan de la misma forma para no extraviarse (muy común en los perros). Fenómenos como éstos nos muestran la importancia del olfato en los animales.
El sentido del olfato reside en la porción superior de las fosas nasales, exactamente en una membrana amarillenta denominada pituitaria amarilla o región olfatoria.
En ella se encuentran los receptores olfativos, que se localizan en unas células epiteliales especiales. Éstas se extienden con fibras nerviosas correspondientes al primer par craneal u olfatorio y que, a través de la cintilla olfatoria, alcanzan la corteza cerebral.

Para que pueda impresionarse la pituitaria, las sustancias deben encontrarse en estado gaseoso. Por otra parte, la mucosa olfatoria debe estar húmeda para que puedan efectuarse las sensaciones olorosas.
Cuando el animal respira, las sustancias químicas volátiles pasan por la cavidad nasal. Allí se ponen en contacto con la mucosa olfatoria, y estimulan las terminaciones del nervio olfativo cuya función es conducir este mensaje al cerebro y éste traducirá el mensaje en una sustancia olorosa.
Se considera que el olfato de los perros es muy superior al del ser humano.
Patologías más frecuentes del olfato.

Falta de pigmentación

En ocasiones tras escoriaciones o heridas. Frecuente también el origen congénito. Existe mayor tendencia por razas.

Hiperqueratosis

La trufa aparece agrietada, seca y por ello en ocasiones también hemorrágica., La etiología es diversa: Leishmaniosis, falta de permeabilidad de los conductos lagrimales hacia las fosas nasales, hipotiroidismo, moquillo, etc.

Destilación nasal con rinitis

Si es unilateral, hay que sospechar de presencia de cuerpos extraños en fosas nasales (espigas). También como síntoma secundario a enfermedades respiratorias graves (bronquitis, bronconeumonías, moquillo, etc.)

Oclusión o estenosis de los ollares

Frecuente en braquicéfalos. El tratamiento siempre es quirúrgico.

Cuerpos extraños

Generalmente espigas y después de estar en el campo. El perro estornuda con frecuencia incluso hasta provocar hemorragia nasal.

 

OLFATO HUMANO VS OLFATO CANINO

El olfato humano posee entre
10 – 20 millones de
células olfatorias.

El olfato canino posee entre
100 – 300 millones de
células olfatorias.